De Lima a Limón

Crítica – cítrica

LA OTRA CASA… menú de autor en Lavapiés. (Madrid)

4 comentarios

Coged vuestras agendas limoneras y haced hueco, porque hoy os traemos un sitio que, realmente, vale la pena visitar. Se llama La Otra Casa y se esconde en la calle Olivar, en pleno barrio de Lavapiés. Un local de productos de temporada, muy buena calidad, bien trabajados y, encima, a buen precio. Para qué queremos más.

La calle Olivar es pura cuesta, siempre es una ventaja, si vienes con hambre te apeas en Tirso de Molina y sólo hay que bajar y si has desayunado demasiado, todo es cuestión de bajarte en Lavapiés y subir la cuesta. Lo importante es llegar a La Otra Casa con ganas de comer, todo tiene tan buena pinta y está tan rico que una vez que empiezas te entran ganas de probarlo todo.

El local es mono, tiene las paredes llenas de cuadros, tan llenas que no cabría ni una foto carnet más. Los manteles son de tela, de esos que hacen que te sientas un poco como en casa, y de fondo suena Jazz. Es un sitio tranquilo, donde se puede hablar y con las mesas suficientemente separadas como para que el de al lado no participe de tu conversación.

La carta tiene unos veinte platos que van desde los cuatro euros a los 15. Los dividen en aperitivos, primeros, principales y postres y para hacernos la vida más fácil tienen una opción donde por tres platos por 16,50€ (o 19,50€ con postre) tú te configuras el menú a tu gusto. Y eso fue lo que hicimos.

De aperitivos probamos el Cebiche mixto, de pulpo, chipirón y piña que estaba riquísimo. Es un plato sin demasiada buena pinta, (no estamos acostumbrados a comer cosas blancuchas y rosas), pero que bien hecho es una delicia. y las Papas rellenas de morcilla, pasas, ají y alioli, muy curiosas y muy ricas. No os diremos más para no estropearos la sorpresa.

De primeros optamos por la menestra de verduras, que no defraudó, verduras de temporada, frescas, al dente y guisadas con pimentón… muy muy buenas. Y la Ensalada burratina con frutos rojos,  no llegaba a burrata, pero tampoco lo prometían, una versión de la ensalada caprese sin tomates cherrys y con fresas, original y muy buena.

Y por último los principales, la hamburguesa de rabo de buey estaba deliciosa. Era contundente y aún así hubiera sido capaz de comerme otras dos de pura gula. No os vayáis de este sitio sin probarla. Y el fish and chips de bacalao donde llegó la única pega de la comida… el bacalao estaba perfecto, bien desalado, se deshojaba, frito como en tempura… maravilloso, pero las patatas debían de llevar fritas desde las 8 de la mañana. Cómo puedes estropear una comida tan, tan, tan, tan rica con esas patatas!!!!

Religión patatera al margen, la comida por calidad y precio es de dos limas y media, el local es super agradable, la camarera es muy maja, el servicio es rápido, todo está rico y logran hacer con los productos de siempre algo diferente. Sin embargo, la patata revenida les cuesta medio limón.

LA OTRA CASA: Calle del Olivar, 6. Madrid.

Anuncios

Autor: Enma López

@enmalopez

4 pensamientos en “LA OTRA CASA… menú de autor en Lavapiés. (Madrid)

  1. Pues si que es una pena lo de las patatas. Aquellos que tenemos esa solánácea sudamericana como la FE verdadera, unas papas revenidas nos pueden matar un plato. Aún así, gran recomendación y, como siempre, gran entrada. Son ustedes unos cracks, que lo sepan.

  2. Pingback: La Trastienda del Cuatro, donde menos es más. (Vigo) | De Lima a Limón

  3. Pues no es por llevar la contraria pero este sitio tiene una cosa que hoy en día no se puede permitir comercio alguno y menos dedicado al a restauración, indiferencia, mira que es malo salir de un sitio que te den mal de comer pero es peor salir de otro que siendo la comida buena como en este caso es (tampoco para tirar cohetes) salgas frío y con la sensación de que has perdido el tiempo.

    Menú confuso, lío de platos, pillo esto y lo otro pero le tengo que añadir un euro más por un lado aparte las bebidas… vamos un jaleo que podrían haberse ahorrado ya que la pretensión de esto creo yo es ir de guays interesantes cuando la fórmula Primero, segundo bebida pan y postre es de éxito contrastado.

    En el rato que estuvimos entraron dos parejas y se quedaron un rato con cara de “ein?” y de “gñe” mientras la camarera les explicaba la mecánica.

    Lo dicho, comida decente, rica pero un problema de base. Si el Chicote se pasa seguro que encontraría la cocina limpia, la comida decente pero diría que le falta alma. Como diría Hommer…. “Me abuuuuroooo”.

    • Hola Omar!
      Muchas gracias por tu comentario. Nos encanta que nos lleven la contraria ^^.
      La verdad es que el menú tiene cierto lío, pero también lo hace diferente… confieso que la hamburguesa de rabo de toro me ganó tanto que excepto las patatas fue difícil encontrarle pegas.
      Alguna recomendación limonera para que le hagamos una visitilla? 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s